Creación y traducción de páginas web

Si hablamos de la traducción de páginas web, lo primero que hemos de hacer es aclarar los términos para evitar confusiones: la traducción y la localización de una página web no son la misma cosa. Empecemos por el principio: la localización de un producto se refiere al proceso de adaptación de dicho producto a los mercados de destino potenciales de manera que éste presente el mismo aspecto que si se hubiera fabricado en cada uno de esos países, lo que, en efecto, aplicado a la informática, requiere la traducción de la página del producto a los idiomas locales. En este punto es cuando se lleva a cabo la localización de una página web.

Pero ésta tampoco se reduce a la traducción, que no es más que uno de los pasos necesarios en el proceso de la traducción de una página web, aunque sea uno de los más importantes, puesto que en la práctica la página web hace a veces de escaparate del artículo en cuestión. La localización de una página web es una labor muy delicada que incluye aspectos tales como la coordinación, la programación, el control de fallos, la revisión, la maquetación y el diseño.

Una de las principales dificultades que presenta la fase de traducción de páginas web es que el contenido electrónico es muy extenso y se encuentra repartido entre diversos archivos, como el código fuente, los archivos de recursos, los archivos html, los archivos script o de programación y los archivos de ayuda. Primero hay que descomponer esos archivos, seguidamente traducirlos y por último recomponerlos de nuevo para que funcionen correctamente en la pantalla. En este proceso intervienen factores ajenos al proceso de traducción convencional, tales como la terminología de los componentes, la estructura de las carpetas, etcétera. Por ello se requiere un grado de especialización aún mayor, que ponga al alcance del traductor el uso de las herramientas informáticas destinadas a facilitar este tipo de tareas. Pero no debemos olvidar la importancia que tienen los aspectos culturales en el proceso, puesto que determinan la percepción que los usuarios finales tienen del producto en cuestión.

A la hora de elegir a nuestros colaboradores, en Cosmovega tenemos todos estos puntos muy en cuenta. Nuestro equipo de profesionales es capaz de traducir cualquier combinación de idiomas. Contamos con traductores nativos altamente cualificados, licenciados y con varios años de experiencia en la traducción de páginas web. Sólo traducen a su lengua materna.

Si se ha propuesto aumentar sus ventas y para ello ha decidido adentrase en el mercado internacional, su página web deberá estar también disponible en el idioma de sus nuevos clientes, porque si ellos no pueden entender su oferta, acabarán buscando otros proveedores. Asique no se lo piense más y solicite hoy mismo un presupuesto sin compromiso para la traducción de su página web.

Ventajas de una web multilingüe

Seamos sinceros, a la hora de buscar información, ya sea porque queremos realizar una compra, o porque estamos buscando a un nuevo proveedor, etcétera. nos sentimos más cómodos si dicha información podemos leerla en nuestra lengua materna. Con una web multilingüe sus productos y servicios llegarán a clientes de otros países, por lo que la barrera del lenguaje ya no será un obstáculo.

Traducción de páginas web

En el ámbito de la traducción de páginas web traducimos:

» Páginas web orientadas al servicio

» Páginas web transaccionales, e-commerce

» Páginas web institucionales o corporativas

» Redes sociales (Blogs, foros, etc.)

Solicitud de presupuestos recibidas en 2016: 232
Traducciones de paginas web realizadas
0%
Clientes satisfechos
0%

Servicios de traducción

traducción de paginas web
Traducción técnica
Traducción financiera
Traducción medica y farmacéutica
Traducción jurídica
Traducción de marketing y publicidad